El guitarrista de Woody Allen
El músico autodidacta Emilio de Benito interpreta ‘Granada’, de Albéniz, en una de las escenas de ‘Vicky Cristina Barcelona rodada en Avilés
25.05.08 –
Lo primero que pide Emilio de Benito es que se reflejen en el reportaje sus disculpas hacia los vecinos de La Camocha, «en concreto a los del Patio de Embarcaderos», donde reside desde hace doce años.

-«¿Por qué?».

-«Porque están todo el día aguantando carros y carretas, todo el día escuchando mi guitarra».

Que sepan ahora sus vecinos que entre ellos, en el barrio gijonés que fue más minero de lo que es, vive una estrella. Porque Emilio de Benito es el guitarrista elegido por Woody Allen para una de las escenas de su última película, ‘Vicky Cristina Barcelona’, rodada en parte en Asturias. La empresa de casting de Iván Armesto, ASG, fichó a este músico autodidacta, madrileño de 43 años, para que hiciera una de las pruebas. «Me dijeron que Woody quería una guitarra flamenca y yo me presenté. Hice la prueba y me preguntaron si sabía leer partituras y mentí claro».

A los pocos días, De Benito recibió una llamada, tenía que grabar una escena interpretando ‘Granada’, de Albéniz, y se puso manos a la obra. «Como no sabía leer, me bajé de internet una versión del maestro Segovia y empecé a escribirla de oído. Y así me fui a mi amigos Carlos Pizarro, que sí lee, y me dijo ‘mira esto es asín y esto asín’ y luego la interpreté yo a mi manera».

En agosto del año pasado, el equipo de rodaje de Allen volvió a contactar con él. La escena se rodaría en un parque de Avilés, cerca del casco antiguo. «Allí estaban el Javi (por Bardem) y Rebeca (por la Hall) y Woody Allen quedó flipao con el sonido de la guitarra, se pegaba cada vez más a mí hasta que quedó pegao pegao. Después me levantó el pulgar y entendí que todo iba bien. No cruzamos una palabra y luego el Javi y yo, en el descanso, nos marcamos unas falsetas por bulerías. Me pareció una persona excelente».

Momento de gloria

Dice Emilio de Benito que cuando se dirigía al rodaje nunca pensó en vivir un momento de gloria. «Nada de eso, yo estoy en el paro así que el trabajo me venía bien. Por grabar me daban 400 y si se quedaba con mi sonido, 1.500. Así que al salir de casa le dije a mi chica: ‘Mami, me voy a por los 1.500’. Y yo sólo pensaba en traerlos pa casa». Hombre, también reconoce que le hubiera gustado ver a Penélope Cruz «porque me gusta», pero que de Scarlett Johansson ni se acordó «porque si le digo la verdad ahora mismo no le pongo ni cara». Ni la morena ni la rubia estaban en esta escena y eso no le importó a De Benito, «porque yo estaba en otras cosas y, de hecho, fui un poco zorro y no paré de tocar la guitarra para que Woody Allen se fijara en mí».

Ahora sabe ya, tras el estreno en Cannes, que su escena forma parte del montaje y eso le provoca una ilusión enorme y, sobre todo, «muchas ganas de ver la película».

Del futuro prefiere ni hablar porque, paradojas de la vida, el guitarrista que encandiló a Woody Allen está en paro.

FUENTE: WWW.ELCOMERCIODIGITAL.COM
Advertisements